lunes, 21 de marzo de 2011




Cálida brisa,
inmóviles ramas.
Mudo extranjero,
que no susurras,
se parte mi corazón.
Malditos seáis
maldito sea yo...
gran quebrador,
amante del desamor.
Veo estas heridas,
¿Mas de quien son?
no las reconozco,
¿será calma antes de la tormenta?
¿será tormenta antes de la calma?
será obra del gran quebrador...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada