domingo, 27 de noviembre de 2011

Conversado con nuevo personaje,
de sus pies mis futuros pasos,
no decidió camino, esa era mi tarea.
En su mano un dedal, en sus ojos una costura.
me ofrece un manto cálido y suave,
me ofrece salir de calles sin salida,
de días sin soles y noches sin luna.
Tras dejar de mirar el dedal, le miré
sin contestar sonrió,lo guardó y luego dijo:
"Con dedales evitas la herida, pero también evitas el tacto."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada